Etapa 10. Tábara – Asturianos

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someonePin on Pinterest0

Amanecimos sólos en el albergue, todos los peregrinos de a pie habían salido muy temprano, algunos a las 5 de la mañana. Desayunamos en el pueblo y salimos sobre las ocho. El camino es bueno, pero vamos encontrando varias zonas de obras que se hacen pesadas e incómodas, además de haber varios desvíos provisionales que alargan un poco el camino. En Santa Marta de Tera paramos a comer algo. En el pequeño cementerio de Santa Marta se puede ver la imagen de Santiago en piedra más antigua que se conserva. Aprovechamos para retocar las alforjas de Paco, que estaban un poco descentradas y casi tocaban en la rueda.
Ya estamos desde hace rato en la zona de influencia del río Tera, como indican los nombres de los pueblos, y el río nos acompañará durante bastantes kilómetros. En Olleros de Tera decidimos comprar algo de embutido y pan. El pan lo tuvimos que conseguir persiguiendo al coche del panadero por el pueblo y el resto en la única tienda del pueblo. Seguimos ruta buscando el embalse de Entrepeñas para comer, darnos un bañito y echarnos una siesta. De lujo asiático. Seguimos ruta hacia Mombuey donde pensábamos dormir. Por el camino auxiliamos a una pareja de ciclistas que también iban a Mombuey y que tenían una cadena enganchada en los piñones. Seguimos un rato con ellos hasta que volvimos a tomar camino. En Mombuey no había ninguna plaza en el albergue. Era pronto y decidimos seguir ruta. En el siguiente pueblo no estaba el alcalde, que era quien nos tenía que dar la llave del albergue, en el siguiente no había tienda, ni bar, y por fin, en Asturianos encontramos el albergue, con su bar y todo y allí nos quedamos. Quedaban dos plazas libres, y a uno de nosotros nos toca dormir en el suelo con un colchón. Los albergues por aquí, como los pueblos, son pequeños, y ya empiezan a estar unos pegados a los otros, a diferencia de lo que hemos encontrado hasta ahora. Mañana entramos en Galicia.

4 comentarios

  1. Ya va quedando menos, animo campeones.
    Cesar has leido los comentarios de la etapa 9.
    leelos que tienes un mensaje mio, no quiero repetirme aqui otra vez, besitos

  2. No ponéis a quién le ha tocado dormir en el suelo ni cómo os habéis jugado la plaza de cama (a los chinos, al teto?) Por cierto, haceros mirar éso vuestro con el agua, que no dejáis pasar un remanso, un estanque, una balsa, un río, un charco sin un chapuzón. Freud diría que es vuestro oscuro impulso de penetrar en la intensa y oscura sexualidad del deseo… Kmpi

  3. eso! y quien durmio en el suelo?… bueno, entre los homenajes gastronomicos, los bañitos refrescantes y las siestas bajo arboles centenarios… cualquiera diria que estais haciendo el camino! Que envidia!!

    CRIS

  4. que gran cancion! 😉

No se admiten más comentarios