Etapa 4. Córdoba – Zuheros

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someonePin on Pinterest0

Hoy etapa reina, por distancia y sobre todo por desnivel acumulado. Más de 1400 metros de desnivel.

Salimos de Córdoba después de desayunar y tomamos una pista de casi 30 kilómetros que nos dejará en Santa Cruz. Buen firme y tendencia hacia arriba, con unas últimas rampas duras. Cada uno cogió su ritmo en la subida y fuimos llegando uno a uno a Santa Cruz donde estaba previsto desayunar.

Ya en el pueblo, César fue a levantar la bici agarrándola por el sillín para dejarla en la acera, y ésta no aguantó el peso de las alforjas y se rompió por una de las barras de sujeción a la tija.

Mientras tomábamos el bocata intentamos solucionar el problema, primero con unas abrazaderas, aunque fue imposible. Luego por Wallapop, que casualidades de la vida había alguien que vendía un sillín en el mismo pueblo, aunque no contestó a tiempo.

Finalmente el dueño de Casa José, donde estábamos almorzando, nos consiguió un sillín entre sus clientes. Por 12 euritos salimos del problema con bastante más elegancia de la prevista.

 

Seguimos en dirección a Espejo donde paramos repostar agua y estuvimos un buen rato. La carretera ha sido dura, porque el sol va haciendo ya estragos en nosotros.

A continuación volvimos a parar otra vez en Castro del Río esta vez para llenar las cacharras y las mochilas de hielos además de agua.

A partir de aquí Paco tira por la Nacional y los demás tiramos por camino, aunque también era una carretera solitaria y bastante cómoda, aunque a unos tres kilómetros de Baena César siguió por el camino y ahí perdió mucho tiempo y energía por los fuertes desniveles.

Hoy los campos se tornan de nuevo en olivares, ya que volvemos de nuevo en dirección a Jaén.

En Baena nos volvemos a agrupar y comemos en el bar de Paulino, en el cruce del pueblo.

Nos quedan apenas ocho kilómetros, pero la comida, el calor y el desnivel terminan por minar nuestras ya escasas fuerzas y llegamos a Zuheros con la dignidad absolutamente perdida. Las calles del pueblo las tuvimos que hacer andando porque era imposible mantener la bici en equilibrio.

Al menos hoy hemos tenido piscina, en el Hotel Zuhayra, que hemos aprovechado como era de esperar.

4 comentarios

  1. Mamen Varela

    Venga valientes, que ya os queda menos, esta es muy mala epoca para hacer esa zona, es lo mas caluroso de españa, para la proxima hacer la ruta de los pueblos blanco y aterrizais en la playa victoria jajaja, un abrazo campeones

  2. Animo campeones ya tenéis la mitad de la ruta hecha y en la semana más calurosa, hay es naaa!!!.
    Me imagino cómo os sienta ese baño en la piscina, de lujo.
    Un abrazo

  3. jose manuel peiro cercos

    Que animales sois, vaya paliza os habéis dado en el último tramo. No me extraña que a cualquier charca le llaméis piscina, jajaja (desde el cariño eh). En la aventura del sillin la suerte os ha acompañado, me alegro; le temo a esos trances. Ya os queda menos. Mañana lunes, uffff Que suerte la vuestra no saber que es eso.

  4. Buenaaaaasss…desearos a los cuatro jinetes buenas carreras y días nublados para que no sufráis. Supongo que echáis de menos el verdor del norte y los mojones del camino de Santiago con sus conchas señalando al apóstol. A ver si encontráis algún Califa que os reconozca vuestra hazaña jajaja. Por aquí tmbn hace calor. Disfrutad de la ruta, besooooss

No se admiten más comentarios