Etapa 2

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someonePin on Pinterest0

Pamplona – Estella (50 kms)

Hoy hemos salido tarde por temas burocráticos, así que nos hemos tomado con calma el tema de levantarnos, desayunar y todo eso.

Hasta las 10 de la mañana no empezamos a pedalear para salir de Pamplona, y empezar a encarar la primera dificultad del día, el Alto del Perdón. Hoy además vamos a tener otro enemigo: el calor. 33º cayendo a plomo durante gran parte de la mañana y el medio día. Aunque tuvimos suerte de que el Perdón lo subimos con un poco menos de temperatura. Se dió bien, Paco y su carrito superaron con nota todas las dificultades. La flojera de piernas del primer día hoy empieza a remitir. Ya no somos “super-ñoños” los superhéroes más blandos que la mierda de pavo.

La bajada del Perdón también por camino… de cabras, poniendo a prueba alforjas y carrito contra los pedruscos como cocos que había en la bajada. Sin bajas.

En Obanos paramos a tomar un bocata, que ya hacía falta echar gasolina. En Puente La Reina decidimos tirar por carretera hasta Mañeru, porque en el 2007 ya pagamos la trampa del desvío provisional que era un auténtico barrizal. Hoy no había barro, pero las pendientes de infarto seguían allí. Luego tuvimos que pasar el carrito entre los dos por un puente Romano roto que hay pasado Cirauqui.

Llegamos a Estella a las seis de la tarde, nos instalamos en el albergue y fuimos a llevar mi bici a un taller porque me lleva dando problemas el desviador delantero desde que salimos. En Casa Lisarri nos arregló el cambio el mismísimo hijo de Jóse Lisarri, que casi me adopta de ayudante. Primero me mandó a por gasolina, que no tenía, luego me desperdigó por el taller las bolitas de goma protectoras del cable que salieron disparadas, y me hizo barrerle el taller para buscarlas… le tuve que enhebrar el cable varias veces porque el pobre ve menos que Pepe Leches, y como le dije mientras barría: “verás como al final me cobra la reparación”. No es cierto, se la tuve que pagar yo porque no me quería cobrar nada. Nos echamos unas risas con el amigo Lisarri y el cambio está que dá gloria verlo.

Un comentario

  1. Hola "broder":
    me alegro que ya esteis en ruta. Mucho cuidado por ahí……con el GPS sobre todo y a disfrutar. Besos.

No se admiten más comentarios