Etapa 6.- Salas – Embalse de Grandas de Salime

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someonePin on Pinterest0

Hoy tenemos que recuperar los 20 kilómetros que ayer no hicimos ya que teníamos previsto llegar hasta Tíneo. Nos levantamos un poco antes para ganarle tiempo al sol, que hoy va a pegar con fuerza igual que ayer. Hoy es sin duda la etapa reina, con dos puertos previstos, más otro que nos inventaremos nosotros… así somos.

José María y yo empezamos por el margen del río, un “paseo” precioso, con cascadas y camino entre el bosque. Algo exigente, porque picaba para arriba en algunos tramos entre un 6 y un 8%, pero merecía la pena. El último tramo, eso sí, hubo que bajar de la bici y empujarla hasta la carretera. No sabíamos si Paco y Alfonso habían pasado ya, así que tiramos en dirección a Tineo. Al final nosotros llegamos antes que ellos y allí paramos a tomar un buen bocadillo, porque nos esperaba el alto de La Espina.

Sobre las 11 volvimos a ponernos en marcha y comenzamos a subir el alto. Ya estaba pegando el sol, pero el alto es entretenido porque va pasando por pueblecitos y no tiene un desnivel demasiado duro.

En plena bajada nos despistamos y en lugar de seguir el camino original seguimos por carretera, y bajamos 400 metros más de lo previsto. Ahora estábamos por debajo de Pola de Allende, y había que volver a subir lo perdido. Este no es un puerto, pero cuesta lo mismo que si lo fuese.

Llegamos a Pola sobre las 13:00, agotados y aunque no con mucha hambre todavía pero hay que comer algo porque empieza el Puerto del Palo. Estamos a 600 metros de altitud, y hay que subir hasta los 1145 en 12 kilómetros. Después de comer, descansamos un poco y a subir con toda la solana, pero hay que hacerlo porque si no se nos descuadran las etapas.

El Puerto de Palo es un puerto duro, sin descansos y en todo momento vas viendo lo que te queda por subir, lo que psicológicamente te puede ayudar o te puede hundir. Cada uno subió a su ritmo, y una hora y media después estábamos todos arriba.

Nuestra idea era dormir en Berducedo. Hay dos albergues, uno municipal y otro privado. Habíamos llamado antes de salir de Pola y había plazas, pero cuando llegamos estaba todo completo. Nos querían “clavar” 30 euros por barba para dormir en habitaciones dobles. Un auténtico robo a mano armada. Así que nos dijeron que había un hotel en el Embalse de Grandas. 20 kilómetros más, pero sin dar una sóla pedalada. Una bajada eterna entre paisajes asturianos de película. Llegamos al “Oasis” del Embalse, el hotel Las Grandas, apunta este hotel, porque merece la pena, por el entorno, la tranquilidad, el trato exquisito y el precio.

Hoy nos han salido finalmente 100 kilómetros, con casi 2000 metros de desnivel acumulado, llegamos exhaustos, pero contentos por haber cumplido lo previsto y haber encontrado este sitio.

5 comentarios

  1. Buenos días para los 4 mosqueteros y seguidores
    Si seguis con estos entrenos de 100 km y con alforjas en poco estais corriendo la vuelta a España, yo tambien hice como vosotros pero con bici de carretera y llegue molido(¿como teneis hoy las piernas vosotros?; merece la pena las palizas solamente por disfrutar del paisaje de la costa asturiana,mucha vegetación y buenos avitullamientos que os meteis al cuerpo;grabar los recorridos en gps por si nos decidimos algún día de "aventureros alforjeros". Muchas gracias por vuestras fotos y los comentarios,todos los días estamos pendientes de lo que colgais en la web.
    Saludos a los 4 magnificos

  2. Hola gúajes,¡¡¡100km "pal"cuerpo en mtb!!!estais que os salis.Ya veo que el tiempo os acompaña ,ya era hora de que "lorenzo" se pusiera a trabajar,dicen en el telediario que ha disminuido el paro…era el sol que aun no habia encontrado momento jeje.Yo ayer sali con la de carretera y salí de corto que ya tocaba,mi vuelta fue de 35km que para mi edad y sexo(Merayo dice que poco…) ya me conformo :), pues nada a seguir disfrutando , que desde Morales del Vino esperamos ansiosos las noticias de vuestro camino.que paseis un buen dia.

  3. Hola peregrinos, el esfuerzo finalmente siempre tiene su recompensa y vosotros lo sabéis mejor que nadie. Feliz etapa, ánimo que ya os queda menos para llegar a Santiago y un montón de abrazos. Carol

  4. Que etapa tan preciosa y dura!!! (no se me olvidará nunca)
    Pero…Vuestra recompensa ha sido llegar al "Oasis" del embalse.
    !Que suerte, no como a otr@s… Verdad Carol?

  5. He estado mirando por Internet y hay una persona que os puede ayudar. Se trata de un psiquiatra alemán, un tal Freud, que ha realizado una interpretación bastante precisa sobre vuestras subidas y vuestras bajadas en las cumbres asturianas,como sucesos interrumpidos en intentos orgasmales de la niñez. Le pediré hora.
    Kmpi

No se admiten más comentarios