Etapa 13. Ortigueira – Ferrol

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someonePin on Pinterest0

La variación de la etapa de ayer nos lleva a Ortigueira, que en realidad no estaba en el track, así que hay que bajar para volver a buscar el trazado que tenemos en el GPS. En la carretera enseguida lo tenemos de nuevo y comenzamos a seguirlo íntegramente. Carreteritas muy cómodas y solitarias, pistas asfaltadas y caminos buenos que hicieron que la primera hora de ruta sean una delicia.

Pronto se complica la cosa, y empiezan las discrepancias sobre si seguir el track o tirar por carretera hacia Ferrol. El caso es que el track nos aleja de nuestro destino hacia la costa, a San Andrés de Teixido. San Andrés tiene como atractivo los acantilados de Vixía Herbeira que son los más altos de Europa, con más de 600 metros de altura.

Después de una asamblea, una reunión de la junta directiva, unas primarias y un referendum decidimos seguir por el track en dirección a San Andrés. Esta vez todos juntitos.

Sólo unos metros después empezamos a arrepentirnos, porque una fuerte rampa por el monte nos hace ir tirando de la bici durante un buen rato. Más adelante nos volvemos a encontrar con una pequeña carretera que nos acompañará hasta la zona de acantilados, aunque la carretera es dura y empinada. Los metros de ascensión van aumentando… 200, 300, 400… y seguimos.

Paco se adelanta y en el cruce tira hacia San Andrés, mientras que los otros tres toman el desvio hacia el acantilado. El viento empieza a dar problemas a los tres ciclistas y cada vez se hace más complicado pedalear manteniendo el equilibrio. Un viento lateral que hace que si vas montado en la bici casi tengas que ir inclinado hacia la derecha para vencer la fuerza del viento.

A más de 550 metros de altitud llegamos al mirador, pero el viento es brutal allí arriba. No es extraño que haya tantos molinos de viento. Todavía quedan unos metros para el mirador, esta vez por camino de tierra, pero el brutal viento impide siquiera hacer fotos con tranquilidad porque puede salir volando hasta la cámara.

La visita al mirador dura poco y volvemos a bajar con mucho cuidado todo lo subido hasta el cruce, donde tomamos el desvío hacia San Andrés, donde espera Paco.

Allí tomamos unos percebes, que es lo típico y aprovechamos para comer algo más y dejar el tema de la comida ya resuelto. Hoy no hemos parado a desayunar y ya tocaba.

Salir de San Andrés vuelve a ser dura, y desde los 170 metros en los que estamos hay que volver a subir a los 410 por la carretera hacia Cedeira. José María y César se adelantan y poco después de llegar a la cima un tractor se para a avisarnos que los dos compañeros de atrás están con avería. A Paco se le ha roto la cadena poco antes de coronar, así que toca bajar un poco para intentar solventar la avería. Un cierre rápido de cadena nos soluciona la avería y podemos seguir ruta.

Hasta Cedeira una larga bajada, pero el viento impide que se disfrute al completo. Cruzamos Cedeira y aún nos quedan 38 kms hasta Ferrol. Ya no podemos andar con muchas más tonterías, así que tiramos carretera adelante dándole caña para que no se nos haga demasiado tarde.

Una parada a por agua, otra para descansar y tomar un refresco y seguir rumbo a Ferrol. Casi a las 7 de la tarde entramos en Ferrol, con tiempo para buscar alojamiento, ducharnos y bajar a ver el partido… otro fiasco.

Hemos terminado el Camino del Mar, una opción muy recomendable por su belleza, aunque todavía falta algo de señalización, ofertas para peregrinos y ayuda en general.

A partir de mañana empezamos el Camino Inglés, que ahora sí estará bien marcado y más acondicionado… pero eso será otra historia.

Un comentario

  1. Chicos, chicos, chicos… Estos sí que son bicigrinos y no los melifluos del Camino Francés. Y yo que me quejaba de la salida de Santiago hacia Fisterra…
    Kmpi

No se admiten más comentarios