Etapa 5. Llanes – La Isla

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someonePin on Pinterest0

 

Hoy hemos empezado muy perros. Primero nos hemos levantado casi a las 9 de la mañana, luego hemos ido a desayunar, pero sin bicis ya que las hemos dejado en el albergue… hemos desayunado tranquilamente, hemos vuelto al albergue y las primeras pedaladas han caído a las 10:30. Hoy nos habíamos planteado una etapa tranquila, y llegar hasta donde pudiésemos. El caso es que nos los estábamos tomando con tanta tranquilidad que llegamos a Niembro sobre las 12… y estuvimos a punto de quedarnos en la playa y esperar a que abriesen nuestro restaurante muy más favorito: La Parrera. Finalmente decidimos seguir con idea de comer en Ribadesella.

Hoy estamos muy perros, pero a la vez muy puristas, y no nos dejamos ni un trozo de camino sin meternos. Incluso algunos trozos que no son del Camino también los hacemos.
Hoy Carol ha resucitado y está intratable. José María, en una de las subidas mientras sudábamos la gota gorda y venía detrás Carol cantando aquello de “Ojos veeeerdes, como la albahaca”, llegó a decir (textual): “Me voy a bajar y le voy a meter una pedrada según pase”.
Comimos en Nueva ya que nos quedaban todavía 14 kilómetros hasta Ribadesella y ya empezaba a hacer hambre.
Seguimos ruta y ya no paramos hasta Ribadesella, donde paramos a tomar café y a charlar con un grupo de 5 ciclistas vascos que nos encontramos.

Hasta La Isla quedaban todavía 15 kms más, y seguimos. Esta vez Paco tomó carretera y el resto nos fuimos por camino… tanto celo le pusimos que nos metimos por camino equivocado. El tramo desde luego mereció la pena, y tuvimos que tirar del GPS para volver a retomar el camino original más adelante.
Paco ya estaría vaya usted a saber dónde y nosotros todavía estábamos haciendo el chorras por el monte arriba. Retomamos el track y seguimos los tres sin Paco. Todavía tuvimos tiempo de meternos en algún lío más antes de llegar a La Isla. Al final la etapa “tranquila” se quedó en 56 kilómetros.

Un comentario

  1. Buenooooooooo. ¿Pero qué es ésto? ¿Y la lluvia? ¿Y las cervezas? ¿Y las chuletas? Vamos, que creo que vais de peregrinos de panching. Así no os ganaréis la mariscadita en Santiago!
    Kmpi

No se admiten más comentarios