Etapa 1. Oviedo – Salas

Empezamos, ahora sí, nuestro viaje. El Camino Primitivo desde Oviedo hasta Santiago de Compostela. Hemos pasado la noche en el Hotel Ovetense, donde hemos desayunado esta mañana. Justo al lado del almacén donde estaban guardadas las bicis hay un after, así que nos aconsejaron que para evitar “cachondeitos” con los trasnochadores, que nos esperásemos un rato para ir a por las bicis. Mientras tanto desayunamos.

Tras montar las bicis nos acercamos a la plaza de la catedral para hacernos la foto oficial de la salida y empezamos a pedalear a las 8 de la mañana. Hace algo de fresco, aunque hoy no ha sido necesaria la chaqueta. Sólo Paco se la puso durante un rato pero se la quitó enseguida.

Empezamos a subir enseguida nada más salir de Oviedo y al llegar al alto de Escamplero nos separamos por primera vez para ir por camino yo y el resto seguir por carretera. De los tres tramos de camino yo hice los tres, Jose María, Juan y Luís hicieron dos y Paco hizo uno. En el último tramo nos volvimos a reunir todos, salvo Paco que iba un poco más adelante por la carretera.

En ese momento paramos en la misma carretera a comentar los últimos tramos del camino cuando por la curva anterior apareció una grupeta de ciclistas de carretera y casi por instinto José María y yo empezamos a pedalear y al paso de la grupeta nos enganchamos a ellos no con poco esfuerzo y en cuestión de minutos alcanzamos a Paco que iba ya entrando en Grado.

En Grado paramos a comprar los típicos Tocinitos de Cielo y a tomar un café que ya llevávamos unos 30 kilómetros de ruta. La cosa se enredó como era previsible y tomamos alguna cosa más aunque la idea era parar en un par de horas para comer pronto.

Al salir de Grado yo volví al camino y los demás esta vez tomaron directamente la carretera. En Cornellana nos volvimos a reunir donde paramos a comer. Otra vez se nos fue de las manos la comida. En Asturias no te puedes fiar de los menús y a pesar de ser perros viejos volvimos a comer por encima de nuestras posibilidades. Nos amuermamos un poco y nos costó retomar ruta y Paco salió por carretera en solitario mientras los demás poco después tomamos camino para intentar ganarnos la comida un poco más.

Nos metimos por el camino en todos los líos posibles: trialeras, bajadas imposibles, raíces, piedras, ríos, puentes… las bicis están sufriendo más de lo que merecen y antes de llegar a Salas me dí cuenta de que uno de los tornillos de sujeción de mi parrilla al cuadro estaba suelto y la rosca pasada así que tuvimos que realizar una reparación de emergencia. Cuando ya nos íbamos José María se dio cuenta de que su alforja también tenía un tornillo suelto y era peligroso seguir así porque podía terminar de romperse, así que tuvimos que reparar también con un tornillo nuevo improvisado.

Hoy dormimos en una casa rural que no está en Salas sino siete kilómetros más allá, en el Puerto de la Espina. Paco ya llevaba en la casa bastante tiempo y nosotros empezábamos la larga subida de 11 kilómetros hasta la casa por la nacional antigua, una carretera que va serpenteando por debajo de los viaductos de la carretera nueva. En las obras de esa carretera nueva estuvimos presentes Paco, Isabel, Carol y yo en 2007 que tuvimos que esperar a que nos abrieran el paso porque estaban las máquinas trabajando cuando pasamos por ahí.

Sobre las 7 de la tarde ya estábamos todos en la casa. La dueña nos llevó al pueblo a comprar cosas para la cena y nos hicimos una pequeña barbacoa que disfrutamos entre risas y bromas mientras veíamos el Rusia – Croacia del Mundial.

Al menos el puertecito de hoy ya lo tenemos hecho para mañana.

 

5 comentarios

  1. Una fabada es mucha tela para andar en bici, pero eso ya lo sabes jajajaja, al final vais juntos pero sin mezclarse, poco a poco chicos, y ya sabeis que los peregrinos estan por los caminos, un abrazo

  2. Me duelen hasta las pestañas. Jajajaja Vaya etapa niños.

  3. Ya entiendo esas tripitas y vuestra adicción a los callos, Asturias tiene la culpa, jajaja.

  4. Las cabras siempre tiran al monte. Abrasitos cerdanyolenses (accidentales).

  5. Me alegro que ya esteis juntos por que sera mas llevadero, y con fabada mas. Animo ya queda menos. Besos

No se admiten más comentarios